Contar con unas zapatillas deportivas ideales no es solo comodidad, estas también permiten disfrutar de una buena protección a la hora de ejercitarse, además de lucir a la moda. Ahora bien, la compra de zapatillas deportivas básicas puede generar indecisión a muchos y fácilmente pueden arruinar una sesión de entrenamiento. Por tal razón, a continuación, se presenta una guía de consejos prácticos a seguir y así no fallar en la compra.

Zapatillas deportivas: identificar la necesidad 

El mercado dispone de una infinidad de modelos de zapatillas deportivas. Encontramos zapatillas skechers mujer o Nike para corredores. En general, cada modelo ofrece un rendimiento diferente, algunas son más delgadas, otras ofrecen mayor amortiguación u otras están diseñadas para dar mayor flexibilidad.

Aunado a esto, cada actividad deportiva tiene una serie de necesidades diferentes. Por ejemplo, los corredores necesitan un calzado que les suministre una buena amortiguación, pero a su vez, que sean ligeros y tenga suficiente espacio en el área de los dedos (comodidad y evita lesiones y deformaciones).

En cambio, si se utiliza este mismo tipo de zapatillas para entrenar fuerza, la persona puede llegar a sufrir un esguince y el levantamiento de pesas es menos eficiente. Por tal razón, es recomendable comprar zapatillas deportivas que se adapten a la práctica deportiva más habitual.

Buen ajuste 

Comprar un calzado que no se ajuste de forma adecuada al pie puede generar molestias e incomodidades, así como fatiga. Esto a su vez afecta la salud de los pies y las articulaciones. Además de esto, al no tener un buen ajuste, aunque el zapato sea el indicado según la disciplina que se lleva a cabo, este no rinde como debería, dificultando el control de movimiento y la efectividad de amortiguación.

Para evitar esta clase de problemas, al comprar el zapato hay que sentir el interior, tocar las costuras, puntos ásperos, etc. Además, hay que probarlos con el calcetín que se piensa utilizar y caminar en poco con ellos para probar la sensación que ofrece la zapatilla.

Tipo de marcha 

Los fabricantes de calzado deportivo fabrican sus zapatillas en los diferentes tipos de marchas. ¿Qué es la marcha? Por ejemplo, al correr o caminar hay personas que deslizan mucho el pie hacia adentro, otros pisan principalmente colocando la mayor fuerza en el borde exterior. En este sentido, el zapato ideal para ambos casos es diferente, el primero necesita un zapato estabilizador o control de movimiento para solucionar la problemática. El segundo, necesita un zapato que enfatice la absorción de impactos.

Para identificar qué tipo de marcha es el pie, se puede analizar la forma de caminar de la persona o llevar un par de zapatillas deportivas usadas a un vendedor profesional, quien puede determinar, según el uso el tipo de marcha.

Conclusión 

Está claro que la compra de zapatillas deportivas no se debe de tomar a la ligera, si se desea comprar un buen par. No obstante, al tomar en cuenta estas tres claves, se puede dar en el blanco de la compra de zapatillas deportivas ideales. Por tal razón no te desanimes y empieza a buscar la zapatilla deportiva que tanto necesitas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí